Carmena elimina 1.800 sillas VIP de la cabalgata de reyes. Se las da a discapacitados y madrileños de a pie

Desde la época de Gallardón como alcalde, los “hijos de” y las “niñas bien” tenían en Madrid a su disposición 1.800 palcos VIP en la Plaza Cibeles, para que pudieran ver la cabalgata bien sentados. Habituales de la prensa rosa, políticos, empresarios y demás gente guapa/rica/o simplemente a la que se le debía algún favor, aposentaban sus excelsas posaderas separados de la plebe.

Ahora todo esto ha terminado, en palabras de la propia alcaldesa: “Este año si quieren verla tendrán que hacer cola como los demás niños y niñas para conseguir hueco en la grada o acudir a la cabalgata de Pozuelo de Alarcón, la más cercana a las urbanizaciones dónde residen la mayoría”.

Ese espacio, ahora se gestionará de forma distinta, explican desde el ayuntamiento de Madrid: “La cabalgata esta abierta a todo el público y esa zona dónde los famosos podían verla sentados y sin necesidad de guardar colas como el resto de madrileños, se ha destinado a instalar más gradas para los madrileños y se ha reservado una zona para personas con discapacidad a los que se les ha repartido invitaciones”

 

 

Anuncios